Cover photo © credits to iStock/Lukas Bischoff
Cover photo © credits to iStock/Lukas Bischoff

Cañón Skazka, un valle de cuento de hadas en el camino a Issyk-kul

2 minutos de lectura

Esto relato se traduce con la ayuda de la tecnología.

Este texto ha sido traducido al Español desde el idioma original English.

El cañón Skazka es la prueba de que el paisaje de Kirguistán es rico en diversas formas geográficas. Incluye montañas, valles, estepas, cañones e incluso desiertos. Skazka, que significa "un cuento de hadas" en ruso, se llama así porque los lugareños se sorprendieron al encontrar esta joya escondida en el camino hacia la perla kirguisa: el lago Issyk-kul. Incluso los lugareños comenzaron a disfrutar de este cañón como un destino turístico muy recientemente. Pero está despoblado no porque no fascine a la gente, sino porque no mucha gente lo conoce. Por lo tanto, le recomiendo encarecidamente que visite este valle marciano por su cuenta, ya que las coloridas colinas y las extrañas formas de los cañones son todo un espectáculo.

Picture © Credits to iStock/Lukas Bischoff
Picture © Credits to iStock/Lukas Bischoff

Obra maestra de la naturaleza

Miles de años de erosión de la tierra crearon un contraste de formas y colores en el Cañón Skazka. Consiste en arcilla de diferentes colores, minerales pintorescos y rocas. Se pueden ver los contornos de diversas esculturas creadas por la propia naturaleza. La más famosa es una "muralla" que recuerda las ruinas de la Gran Muralla China. Este valle cósmico está situado en el sur del lago Issyk-kul, no lejos del pueblo de Tosor. La entrada cuesta alrededor de 50 centavos por persona. Para poder disfrutar plenamente de la escalada y el paseo por el cañón, se recomienda el uso de calzado deportivo. Afortunadamente, casi nunca nieva y rara vez llueve aquí.

Picture © Credits to iStock/kaetana_istock
Picture © Credits to iStock/kaetana_istock
Picture © Credits to iStock/Lukas Bischoff
Picture © Credits to iStock/Lukas Bischoff

Una portada de un álbum Indie que vale la pena ver

Los cañones son muy cinematográficos. Nos recuerdan a la Guerra de las Galaxias o a los escenarios de videos musicales "Humanos" del asesino, o a un desierto donde los profetas obtienen sus profecías y las bandas indie tienen sus sueños confusos y psicodélicos. Quién sabe, tal vez tú también tengas tu revelación aquí. La imaginación corre salvaje, haciendo que uno vea criaturas místicas y castillos mágicos hechos de arena. La luz es el escenógrafo principal, creando diferentes ambientes atmosféricos: calientes y cósmicos, nebulosos y post-apocalípticos, o nublados y soñadores. No hace falta mencionar que los atardeceres aquí son especialmente hermosos, derramando su resplandor sobre las doradas colinas del cañón. Cuando suba la cima de las colinas, tendrá una vista asombrosa del lago Issyk-kul.

Picture © Credits to iStock/kaetana_istock
Picture © Credits to iStock/kaetana_istock

El Cañón Skazka es un lugar de visita obligada para los amantes de paisajes emocionantes. Tal vez uno no elegiría vivir en un valle desértico como este, tal vez incluso aterrorizaría a algunos, mientras que a otros les resultaría intrigante y creativamente inspirador. Es maravilloso lo que la naturaleza y el tiempo pueden hacer cuando se unen. El cañón es una obra de chef creada por este dúo, y puede ser un viaje divertido para viajeros aventureros de todas las edades. Deja que tu niño interior suba, y descubre las vidas secretas de las colinas. Así que, de camino al lago Issyk-kul este verano, no pierdas tu turno. Un cuento de hadas está a la vuelta de la esquina!

Canyon Skazka, Tong
Canyon Skazka, Tong
Tong, Kyrgyzstan

El autor

Gulzat Matisakova

Gulzat Matisakova

Hola. Soy Gulzat, de Kirguistán. Estudié cine documental en Europa. En mi tiempo libre me gusta ver películas y hacer senderismo. Estoy aquí para guiarlos a través de los tesoros de Kirguistán.

Otros relatos de viajes para ti