©istock.com/JuanIgnacioSoto
©istock.com/JuanIgnacioSoto

Explorando las majestuosas pirámides de Chichén Itzá

3 minutos de lectura

Esto relato se traduce con la ayuda de la tecnología.

Este texto ha sido traducido al Español desde el idioma original English.

Chichén Itzá es considerada una de las siete maravillas del mundo y por una buena razón; estas poderosas y misteriosas ruinas transmiten la enigmática inteligencia de los mayas precolombinos, mediante la ejecución de una hazaña arquitectónica tan perfecta y poéticamente conectada con la rotación de la Tierra alrededor del Sol. Chichén Itzá se encuentra en el estado de Yucatán y se encuentra en la desembocadura de un cenote gigante, la principal fuente de agua por la que se le dio nombre a la ciudad; Chichén Itzá en maya significa "en la boca del pozo de Itzá". Según los estudiosos, las ruinas muestran una diversidad de estilos arquitectónicos que indican una población culturalmente diversa y la inmensidad de las ruinas mismas revela que Chichén Itzá ha sido una de las ciudades mayas más grandes que han existido. La ciudad misma declinó antes de la conquista española y la causa de su desaparición sigue siendo un misterio controvertido entre arqueólogos e historiadores en la actualidad.

Chichen Itza
Chichen Itza
Chichén Itzá, Yuc., México

Para aquellos que no están familiarizados con la cultura y la historia maya, sus creencias espirituales y cultura giraban en torno a la conexión entre el Sol, la Luna y la cosecha, para lo cual desarrollaron un calendario y un estudio increíblemente complejo y preciso de la alineación planetaria. Esto es evidente en la construcción y colocación de la pirámide más grande de Chichén Itzá conocida como el Castillo o el Templo de Kukulcán (templo de la serpiente emplumada). Los antiguos astrónomos mayas pudieron calcular con precisión los equinoccios de primavera y otoño, así como los solsticios de verano e invierno, todos distribuidos equitativamente con 92 días entre cada evento, creando el calendario de 365 días que utilizamos hoy. En reverencia a estos días sagrados, los arquitectos de Kukulcán diseñaron el templo y mapearon su ubicación precisa con una detallada deliberación para que, durante los equinoccios, el sol proyecte una sombra en forma de serpiente que desciende de la pirámide y se alinee perfectamente con las dos cabezas de serpiente erigidas en su base. Este fenómeno todavía se puede observar hoy en día durante los equinoccios y los días previos y posteriores a ellos.

©istock.com/Eder Maioli
©istock.com/Eder Maioli

Cómo llegar hasta allí

La manera más económica y más larga de llegar a Chichén Itzá desde la Riviera Maya es tomando un autobús. Los viajes en autobús duran entre 4 y 5 horas, dependiendo de si compras billetes de primera, segunda o tercera clase, ya que las líneas de autobús más económicas hacen más paradas. Alquilar un coche reduce la duración del viaje casi a la mitad, ya que la mayoría de la gente informa de que el viaje dura entre 2,5 y 3 horas. En coche, Chichén Itzá puede ser una excursión de un día, pero si cuatro o cinco horas de ida y vuelta es demasiado para ti, te recomiendo que te quedes una o dos noches en la pintoresca ciudad de Valladolid y recorras los cenotes de los alrededores antes de conducir los 45 minutos restantes hasta las pirámides.

Valladolid Yucatan
Valladolid Yucatan
Valladolid, Yucatan, Mexico

Los tours privados son altamente recomendables porque no sólo proveen una abundancia de información interesante y reveladora sobre el sitio arqueológico, sino que también, generalmente, se detienen en un cenote en el camino de regreso.

©istock.com/ventdusud
©istock.com/ventdusud

Cuándo ir

En base a la descripción antes mencionada del majestuoso diseño arquitectónico y la disposición de las pirámides, obviamente el momento ideal para ir sería durante cualquiera de los equinoccios o los días previos y posteriores a ellos para que puedas presenciar por ti mismo la sombra de la serpiente Kukulcán descendiendo de su templo. Dicho esto, las pirámides están abiertas todo el año y son fascinantes, y bien vale la pena visitarlas cualquier día del año en el que se esté de vacaciones. Recomiendo ir durante la semana para evitar multitudes. Los domingos en México son los días más concurridos para los sitios arqueológicos y museos, ya que los residentes entran gratis, así que es mejor evitar la multitud de ese día.

Si eres un aficionado a la historia, un loco por la playa o un adicto a los deportes acuáticos, un viaje a la Riviera Maya amerita una visita a Chichén Itzá. Estas poderosas y magníficas ruinas están a la altura de su fama, como una de las siete maravillas del mundo.


El escritor

Julia Holland

Julia Holland

Me llamo Julia y vivo en México. Vine a trabajar a este país como antropólogo (en Chiapas), y me enamoré de él: la belleza pura y salvaje de la naturaleza, la humildad y calidez de la población local, la rica y variada cultura. Decidí quedarme allí, y México es lo que ahora considero mi hogar.

Otras relatos de viajes para ti