© Photo by Ilia Afanasieff, the best landscape photographer of Qazaqstan (QazPhoto 2016 and 2018), @Ilia_Almaty_Photographer +77017668113
© Photo by Ilia Afanasieff, the best landscape photographer of Qazaqstan (QazPhoto 2016 and 2018), @Ilia_Almaty_Photographer +77017668113

Proteger a los marineros: Mezquita subterránea Sultan-Epe en Mangystau

3 minutos de lectura

Esto relato se traduce con la ayuda de la tecnología.

Este texto ha sido traducido al Español desde el idioma original English.

El oeste de Kazajstán es considerado, con razón, la patria de los lugares sagrados. Uno de los lugares religiosos más populares para visitar es el protector de los marineros de la región de Mangystau: la mezquita subterránea de Sultan-Epe. Esta mezquita está situada a sólo 57 kilómetros de la ciudad de Fort-Shevchenko. Visitando este lugar, usted encontrará un camino a la bahía de Mangyshlak, y la vista del mar se encuentra a sólo 4 kilómetros del santuario de Sultan-Epe.

El protector de los marineros

Sultán-Epe era hijo de Hakim-Ata ("ata" en kazajo significa "abuelo"), que era uno de los alumnos del famoso poeta y maestro sufí que predicaba el Islam - Kozha Ahmet Yasavi. El Sultán-Epe ayudó y rescató a todos los que se metían en problemas en las aguas, y por lo tanto, es considerado el santo patrón de los marineros, del mar y de las víctimas del agua. La gente viene a la mezquita subterránea de Sultan-Epe para pedir ayuda en la curación y para pedir patrocinio en los largos viajes. Cuando se habla de agua o de un viaje por mar, los lugareños utilizan la frase "Sultán-Epe salva y ayuda", que se convirtió en una frase común.

© Photo by Ilia Afanasieff, the best landscape photographer of Qazaqstan (QazPhoto 2016 and 2018), @Ilia_Almaty_Photographer +77017668113
© Photo by Ilia Afanasieff, the best landscape photographer of Qazaqstan (QazPhoto 2016 and 2018), @Ilia_Almaty_Photographer +77017668113

La leyenda del tercer hijo

Una vez, Hakim-Ata llamó a sus hijos y les pidió que lo visitaran. Los dos hijos lograron aparecer a tiempo a la llamada del padre, y el tercer hijo, Sultan-Epe, llegó tarde. Explicó su tardanza por el hecho de que ayudó a los marineros en problemas a sacar el barco del asalto. Como prueba de su historia, el Sultán-Epe le dio la espalda a su padre, en el que había rastros de la cuerda al sacar el barco. Su padre aún no le creía, después de lo cual Sultán-Epe dejó su lugar y construyó una mezquita subterránea en la zona desértica.

© Photo by Ilia Afanasieff, the best landscape photographer of Qazaqstan (QazPhoto 2016 and 2018), @Ilia_Almaty_Photographer +77017668113
© Photo by Ilia Afanasieff, the best landscape photographer of Qazaqstan (QazPhoto 2016 and 2018), @Ilia_Almaty_Photographer +77017668113

Mezquita subterránea

La mezquita subterránea se encuentra en una pequeña zona rodeada por una valla. Como atracción local y antigua, está bajo protección estatal. En el territorio de la mezquita hay un pozo, cuya agua se considera que tiene propiedades curativas. La mezquita subterránea parece una pequeña colina de ladrillos tan alta como un hombre. A primera vista, es difícil de creer que haya 9 habitaciones y pasillos en esta mezquita. Para empezar a explorar, tendrás que entrar por la pequeña puerta y bajar las empinadas escaleras. Pasando los pasillos, se puede llegar a la altura máxima, pero en algunos pasillos de transición, hay que ir a cuatro patas, ya que la altura no permite ponerse de pie. ¿Qué tan excitante e inusual es esto?

© Photo by Ilia Afanasieff, the best landscape photographer of Qazaqstan (QazPhoto 2016 and 2018), @Ilia_Almaty_Photographer +77017668113
© Photo by Ilia Afanasieff, the best landscape photographer of Qazaqstan (QazPhoto 2016 and 2018), @Ilia_Almaty_Photographer +77017668113

Del cielo a la tierra

Cuando entras en el territorio de la mezquita subterránea Sultan-Epe, notas los altos palos que sobresalen del suelo y los cuernos de argali, la oveja de la montaña, debajo de ellos. Los palos se atan con trapos de tela de diferentes tamaños. ¿Te preguntas por qué? En aquellos días, se creía que los palos ayudaban a los santos a bajar del cielo a la tierra y ayudar a los necesitados. Los feligreses dejaron los cuernos del argali como sacrificio e invitación para que los santos bajaran. La gente ata trapos y telas para que absorban la santidad de este lugar durante su visita a la mezquita subterránea. Después, la gente que se va toma los trapos que están saturados con la bendición de los santos y los lleva con ellos como un amuleto.

© Photo by Ilia Afanasieff, the best landscape photographer of Qazaqstan (QazPhoto 2016 and 2018), @Ilia_Almaty_Photographer +77017668113
© Photo by Ilia Afanasieff, the best landscape photographer of Qazaqstan (QazPhoto 2016 and 2018), @Ilia_Almaty_Photographer +77017668113

Hay muchos lugares sagrados en el mundo, pero la singularidad de esta mezquita es que está situada bajo tierra. Quiero decir, ¿cuántas otras mezquitas subterráneas en el mundo conoces? Aparte de los propósitos espirituales, incluso los visitantes no creyentes pueden disfrutar de la visita a estos lugares únicos. La región de Mangystau esconde otro lugar sagrado subterráneo, la mezquita de Beket-Ata. Si visita la ciudad de Fort-Schevchenko, no deje de visitar la mezquita de Sultan-Epe y conozca su historia y las leyendas sobre la protección de los marineros.


El autor

Nazerke Makhanova

Nazerke Makhanova

Hola, soy Nazerke de Kazajstán. Viajé a 15 países, viví en Malasia y España, actualmente estoy en mi ciudad natal, Nur-Sultan, y me encantaría llevarte en un viaje de aventura a través de Kazajstán. ¿Listo? Vámonos!

Otros relatos de viajes para ti