Cover photo © Credits to Wikipedia/Tilman2007
Cover photo © Credits to Wikipedia/Tilman2007

¿Cómo la Urania conecta a Mann, Hesse, Einstein y Gagarin?

3 minutos de lectura

Esto relato se traduce con la ayuda de la tecnología.

Este texto ha sido traducido al Español desde el idioma original English.

Probablemente el único lugar en el mundo que conecta a Thomas Mann, Hermann Hesse, Albert Einstein y Yuri Gagarin es Urania de Viena. A la primera mirada, estos cuatro no tienen nada en común, excepto que son algunas de las personas más prominentes de la historia. Sin embargo, todos ellos celebraron las conferencias en la institución situada en el centro de la ciudad de Viena, en la confluencia del Canal del Danubio y el Río Wien. La Urania es una institución educativa, que recibió su nombre en honor a la Musa Urania, que en la mitología griega era considerada la diosa patrona de la astronomía. Empecemos desde el principio.

Photo © Credits to iStock/Meinzahn
Photo © Credits to iStock/Meinzahn

El primer siglo

El objetivo principal de la creación de esta institución era hacer que los resultados científicos fueran accesibles a un público más amplio. Las conferencias de ciencia con presentaciones de diapositivas usando Laterna Mágica, un dispositivo de proyección, gozaron de gran popularidad entre la audiencia. Uno de ellos, que mostraba la pobreza en algunas partes de Viena, era particularmente popular. Debido al creciente número de visitantes (en 1906, la Urania contaba con casi 130.000), fue necesario construir un nuevo edificio. Un arquitecto, Max Fabiani, fue comisionado para un trabajo. Aunque era conocido por su arquitectura maléfica, Fabiani eligió un estilo historicista para Urania, pero con una forma poco convencional. Se inspiró en el barroco. Poco después de que se terminara la construcción en 1910, Urania se estableció como uno de los hitos de Viena.

Urania fue amada por los vieneses, y además del programa habitual, se celebraron numerosas lecturas de poesía en Urania, durante las cuales algunos jóvenes escritores leyeron sus obras, entre ellos Thomas Mann y Hermann Hesse. El físico más conocido, Albert Einstein, habló aquí de su teoría de la relatividad en 1921 y provocó una sensación particular. La era dorada de Urania fue antes de la Gran Depresión, cuando casi medio millón de visitantes asistían anualmente a diferentes conferencias. Después de la sombría época de una crisis económica y de la Segunda Guerra Mundial, el funcionamiento de Urania se normalizó de nuevo. En 1962, Yuri Gagarin vino aquí para hablar de su vuelo espacial. Sin embargo, el interés por las conferencias disminuyó notablemente en comparación con la época anterior a la guerra. Del mismo modo, apenas apareció ningún escritor y actor importante, mientras se trasladaban al nuevo medio de televisión, que pagaba cuotas mucho más altas. La Urania nunca ha vuelto a ver el número de visitantes como en sus tiempos dorados, pero sigue siendo popular entre los vieneses.

Photo © Credits to Wikipedia/OENB
Photo © Credits to Wikipedia/OENB

Observatorio

El observatorio situado en la torre astronómica de 36 metros de altura que domina el aspecto de Urania es el observatorio público más antiguo de Austria. Se abrió tres semanas antes de la inauguración oficial de Urania para observar el paso del cometa Halley, que alcanzó su mayor brillo en ese momento. Desde su apertura, fue un éxito instantáneo. Además de más de cinco toneladas de telescopio principal pesado, se instalaron cinco telescopios más para satisfacer la demanda de los visitantes. Ellos fueron los responsables de una exitosa popularización de la astronomía en Austria.

Photo © Credits to iStock/ppl58
Photo © Credits to iStock/ppl58

Cine

Desde sus inicios, las películas se proyectaron con fines educativos y culturales en Urania. En 1921 se proyectó aquí el primer largometraje documental, a diferencia de las películas exclusivamente de entretenimiento. En 1928 se proyectó también aquí la primera película sonora de Austria. Urania sigue teniendo fama de ser un cine que muestra películas culturales y educativas, así como películas de alta calidad, como una alternativa a la "basura y el kitsch" de las películas comerciales convencionales.

Teatro de títeres

A partir de 1950, Urania alberga también el Teatro de Títeres. Desde su inauguración, este teatro está experimentando una gran popularidad entre los vieneses, y está constantemente agotado. En la temporada 1993/1994, fue incluso el teatro más concurrido de Austria. El teatro es conocido en los países de habla alemana como el hogar de Kasperl & Pezi, los personajes del programa de televisión para niños más antiguo del mundo, emitido regularmente por ORF desde 1957.

Además del observatorio, el cine y el teatro de títeres, Urania alberga un centro de educación de adultos que ofrece unos 450 cursos. Todavía hoy, un siglo después, la anciana de Viena, la Urania, invita a todos a utilizar su oferta cultural y educativa. Así que, cuando estés en Viena, asegúrate de visitar el lugar que acogió a las grandes mentes como Mann, Hesse, Einstein y Gagarin.


Pueblos y ciudades interesantes relacionados con esta historia


El autor

Ogi Savic

Ogi Savic

Yo soy Ogi. Periodista y economista, vivo en Viena y me apasiona esquiar, viajar, comer bien y beber. Escribo sobre todos estos aspectos (y más) de la bella Austria.

Otros relatos de viajes para ti